sábado, 9 de junho de 2007

sol qui mutat

No me he movido. Puedo jurarlo. He estado viendo a la ventana casi durante un mes y medio sin moverme absolutamente para nada.

Y he visto el sol nacer. Lo he visto cuarenta veces siempre con su cara de muerto.
Pero luego veo cómo se transforma con el paso del día. Me encanta verlo mutar en algo bellísimo, algo resplandeciente, algo que vuela.

Cuando entró mi padre al cuarto. Me levantó de la mesa y me llevó a acostar.
Mientras me arropaba, le dije que yo también quiero convertirme en una Luna

3 comentários:

Fátima disse...

Eres mi luna.
[y de nadie más]

:]

in and above you!!
luuuuuuuuuunaaaa (8)

jejeje

sarahí disse...

a este paso tendrás más posts en un mes que yo en un año

Xoyoco Luperca disse...

Tonto el que no entienda!

Yo no he podido ser luna; sólo una víctima sumisa y vomplaciente de ésta.

Un abrazo.