sexta-feira, 22 de junho de 2007

Hablando dél

Estarás orgullo de las cosas que dijiste

..........................................volando
¿Por qué no te puedes quedar aquí............?

Donde no campanea el viento,
donde nada nos descuerva.

Será que me imaginas arropado
como se sueñan los amigos muertos;
apenas les soplas a su vacío.

Tú pasaste las brasas y las cruces.
¿Sabes volver? Siempre lo supiste.
Era tu actitud la que nos decía que nada estaba mal,
la que sostenía mis ojos cuando todo parecía

...............................un
.......................juego
.................de
.......bajada



Y creímos que este mundo podía habitarse
¡Cómo nos equivocamos a veces!
Cuando tratamos de no mentirnos
resulta que eres tú
el guía de lo más acertado.

No quisimos ser tan lentos.

Nos tienes amando tu fuerza
y no hay forma de nutrirnos,
de arroparnos.. o damianizarnos.

¿Cómo saber
que soy yo
el
vivo?

Um comentário:

Zarco disse...

éste esta muy pero bueno ..

Un saludo Sr..