sábado, 27 de agosto de 2011

Día 13: El primero que leyó en su vida


Tengo un monstruo en el bolsillo
Graciela Montes
Libros del rincón: 1992


¿Cómo olvidar la noche en la que fastidié a mi madre porque no me quedaba yo dormido mientras me leía esta novelita y concluyó en dármela para que yo la terminara de leer?
La voz narradora es la de una niña de 6 años cansada de sus rutinas diarias, de sus amigas y enemigas, de su madre y de su suéter amarillo. Descubre, en el clímax de sus corajes, un monstruo real que vive en su bolsillo y que es agresivo y apapachable. Mejor lectura inicial no pude haber tenido.
Siempre reconocí que mi gusto por la lectura se debe a que en casa mis padres siempre tuvieron libros a la altura de mis hermanos y yo: simples, resistentes, garabateados y ligeros. Éste en especial no es visualmente el más atractivo, pero fue el estilo narrativo -y la enunciación de mi madre al leérmelo por primera vez- lo que me hizo ver que en los libros existen también personalidades, enojos, pensamientos y confesiones que puede tener cualquier persona, digamos, una compañera de mi salón cansada de sus rutinas y con un monstruo en el bolsillo.
Aprendí pues con esta novela a abrazar las posibilidades discursivas y ficcionales de los libros, y nunca me detuve.

3 comentários:

Sonia López M. disse...

Creo que siempre te leí hasta que dejaste de actualizar tu blog. Me parece que haces buenas reseñas pero igual estaba muy interesante leer lo tuyo.

Espero vuelvas a escribir.

Samuecchi disse...

Hola Sonia.
Gracias por los comentarios. Sí, yo tampoco sabría exactamente por qué se me olvidé subir (que no se me olvidó, es distinto). Ajetreo mal planeado, supongo.

Pero ya me haré del tiempo, es una promesa de las chidas.

De nuevo gracias por comentarlo, en verdad lo aprecio.

Saludos.

Eva Bertlen disse...

Yo tengo ese libro en copias. Lo leímos en clase de CAS (sí, ñoña desde chiquita)... íbamos a representarlo, yo sería Inés, ya hasta habíá conseguido "el monstruo".

Por desgracia se quedó sólo en proyecto.

Saludos, joven.