terça-feira, 3 de julho de 2007

Timor Mortem in A Mayore

- La muerte, doctora. La muerte tras mi puerta
- ¿Cómo dijo? ¿herida? Será una muñeca.
Nada, señora. Los números ni los mueva.
- ¿Y si me pierdo? ya no encontraré quién me quiera
- Déjese de bobadas y cierre las piernas.

- ¿No sabe? escriba "muerte" y pronuncia "tragedia"
- ¿Error dice? No haga caso de lo que piensa.
- Digo un momento que parece un trabalenguas.
A veces se toma un cigarro o fuma una cerveza,
Pero debería estar con sus muertos dos metros bajo tierra.
- ¿A quién se comió usted, señora? ¿a su esposo? ¿a la mesa?
¿No podría esperar unos minutitos a que ponga la cena?
- No, doctora. La huesuda me está esperando afuera
¡Mírela! Nos toca tres veces, -tan tan tan- y nadie se da cuenta.

- A la muerte le gusta reírse ¿Qué colores frecuenta?
- Todos: Chihuahua, los faros, Bukowski. Lo que sea.
Cuando estás cansada pasa junto a ti y dice "¿me dispensa?"
y una toda idiota, toda lenta,
una levanta los hombros como diciendo "no es molestia"
¡Ah! Pero la parca se la sabe y no espera otra respuesta.
Alza su cuchilla, te rebana el alma y la muy puta se la lleva puesta.

Yo no la dejo pasar, doctora. Hago como sordaciega.
Cuando grita mi nombre, escapo por la puerta trasera.
Caigo entre plantas, entre sales, entre arenas,
pero la muerte no me agarra, doctora; Ah no, ...primero muerta.

6 comentários:

Ikon disse...

A parte de talentoso es usted un escritor muy versátil, pasa fácilmente de pequeños textos poéticos a historias un tanto experimentales (sobre todo la del "hijo del microondas")

Pareciera como si escribiese sus textos con facilidad, yo batallo escribiendo los míos pues con apenas 19 años aun me considero un escritor amateur que no ha explorado suficiente el mundo de las letras y que no ha recibido esa preparación en literatura que reciben los estudiosos de la literatura.

¿De casualidad usted estudia profesionalmente algo que tenga que ver con comunicación, idioma castellano o literatura?

Y tengo otra duda que me invade siempre que entro a este blog...¿De verdad saca toda esa inspiración de una muñeca de porcelana?

Maquiavélica disse...

wowoww un escrito muy obscuro pero me gusto¡¡¡
besitos maquiavelicos

Puckis disse...

ah facinante!
garcias por la vista a mi blog
nos estamos leyendo!

Xoyoco Luperca disse...

Yo tmb he de cerrar las piernas. Y es que la muy cabrona muerte no ha dejado de recordarme que la primera vez fui yo, frente a ella en el sofá, ofreciendo las rodillas abiertas. Luego, un incidente onírico con una navaja y una pantorrilla cuya carne cortada se inflama. Una, entonces, sólo levanta los hombros como diciendo "no es molestia".

Xoyoco Luperca disse...
Este comentário foi removido pelo autor.
Pleia disse...

Llevo buen rato aquí, siento que lo que escribes son cosas que toda persona tiene pero no le gusta explorar....
Me gusta
Espero tengas bonita semana