quinta-feira, 12 de julho de 2007

Derrota

Dos soldados caminaban por el desierto de regreso a su campamento.
-¡Perdimos la guerra!
Se quejaba uno.
-Amigo... -responde el otro-
peor fue cuando perdimos la paz.

Um comentário:

Puckis disse...

pues los hombres han de ser perversos
y avariciosos
por eso surgen las guerras