sexta-feira, 27 de julho de 2007

Tarántula voraz

De fumadores compulsivos, un tono de Do ¿qué voy yo a saber de logica y coherencia?
Ese hombre es un ser erradicado que se desprende de paredes mojadas,
un poco más grande que dios, sanguijuela parlanchina.
Lo he visto, y no es necesario.

Sí, un toque del opio más real del mundo,
ese que se entrega al fuego como el gran amante del terror.
El que fantasea con fusibles usados -le gusta saberse útil-
pero no se quema, no se rompe en la cama del vivo.

Se acuerda de ti, te exhuma los pecados;
por eso te bebe, por eso se entera
porque es un complejo ventrílocuo de pocas neuronas
y sin embargo altamente efectivo.

Es como el viento en mis pulmones,
una tarántula que habré olvidado en ese bar de tu beso intrínseco.
¿Beso? Quince centavos la noche y tal vez una sonrisa del tipo Cadaveria.
y por mas relámpago que desaten mis homúnculos y sonideros,
definitivamente, estoy seguro,
no se trata de un dios necesario.

3 comentários:

Resurrected Nekosonik disse...

increible uso del lenguaje me encanto el modo subjetivo de ver las cosas

Edith Onofre disse...

oye la verdad me sorprendes. La verdad me dio gusto que firmaras mi blog por que me esta dando la oportunidad de ver el tuyo!!!!

saludillos

Edith Onofre disse...

ojala me pasaras tu mail para agregarte a mis contactos