domingo, 30 de novembro de 2008

Perfil del Egresado
Si no sabes hacia dónde vas...
¿qué sentido tiene lo que haces?
-[No lo recuerdo, pff]



Mi padre me enseñó a cambiar una llanta
para que ninguna situación arbitraria interfiera en el destino

Mi madre me enseñó a leer
para tener cuidado con esas letras chiquitas al final de los contratos


El maestro Payán me enseñó a escribir

para entender el aire que respiro

Daniel me enseñó a manejar
para no tener pretextos, ni depender de nadie


Mi tía Marta me enseñó la tristeza del divorcio
para que no vaya yo a casarme con alguna chilanga

Mi tía Carmen me enseñó la alegría de la solitud

ella fue a quien más gusto le dio mi carrera

Krisel me enseñó la diversidad de la gente
para ser más tolerante con los mexicanos promedio

Mi abuela me enseñó el cariño que no muere
y es que ella es la mismísima Úrsula Iguarán en persona

Jauregui me enseñó artes marciales
para no tener miedo de enfrentarme a las cosas hostiles

Toto me enseñó a cocinar arroz
por si se me quema el cereal

Ana me enseñó a jugar Backgammon
para que los lugares aburridos no sean tan aburridos

Marta me enseñó a identificar a las personas desde la primera salida
para confiar lágrimas y vulnerabilidades sólo a la gente adecuada

Alejandra me enseñó a luchar por cosas imprescindibles que me fastidian

o como diría ella: ¡A darle átomos!

Javo me enseñó el amor en la muerte
y otros tóxicos más

Effi me enseñó el título de la primera canción del penúltimo disco del Bersuit
por aquello de las indiscreciones

Sumire me enseñó la lujuria
y así me encadenó a mí mismo.

Alessa me enseñó la sublimación del amorío

para que nadie me haga daño

Fátima me enseñó las trampas del amorío
y que no todas las personas están a la altura de las circunstancias

Samantha me enseñó que hay métodos para olvidar a la gente
y que éstos llegan a pesar 3'600 gramos

Alma me enseñó que se puede soñar con gente de otros mundos
para que no me lamente por no estar allá

Marcela me enseñó la pedofilia

aunque me duela, temet nosce.

Damián me enseñó la importancia de la amistad
para que yo, al filo de mis días, redactara algo como esto

8 comentários:

Mercedes disse...

Yo también conozco a un hombre lejano,
es una lección difícil de aprender



Lo saludo, que esté muy bien

Lorena Ceballos disse...

Me gustó...

es una buena forma de aprender de la vida...

Eva Bertlen disse...

Es fácil identificar a las personas adecuadas... sobre todo cuando traen un letrero pegado en la frente que dice "HEY!! SOY LA PERSONA ADECUADA!!"


Lindo, lindo.


y felicidades... ya me enteré, Lic!



jiji

-Paz-

reverie disse...

Interesante. Tantas cosas que has aprendido, que bueno que estás conciente de ellas.
Un saludo
- Lilián

Caelo Vesperascente disse...

Damián...

Bubísima disse...

en momentos en la vida como este se extraña más al Damián, no es que no se le extrañe de siempres, como en los domingos de jugar heros o en la entrada de la escuela para pedirle un cigarro...no, siemplemente hay veces que es más notoria la ausencia...pero dicen que cualquier pre-texto es bueno para recordar

*A* disse...

Gracias poer dejarme ser parte se su vida

Kika disse...

Yo no le enseñé nada :(

Olvidándose de mí mi Samysito!!

Pero le quiero by the way...

Yo también he aprendido muchísimo de todos ustedes, deberías leer el post sentimental que le dejé a Ale en su última entrada jeje



Qué triste ya no vernossssssss :'(