quarta-feira, 23 de abril de 2008

100 CHILANGOS DIJERON

Hace poco fuimos unos amigos y yo a casa de Silvya para tirar el chal. La anfitriona, después de varias chelas bien frías y del rebane sabroso sacó unos juegos de mesa. Fuimos dándole cale a cada uno, hasta que jugamos al 100 mexicanos dijeron. Se hicieron los equipos, y tratamos de recordar las reglas.

El juego iba bien, a veces nos quejábamos de algunas respuestas (como el camote en la clasificación de frutas) pero en general bien.

Hasta que entonces cayó una pregunta clave para el resto de la noche. Todavía no me creo la coincidencia de que nos haya tocado esa específica pregunta, y todavía creo menos las respuestas marcadas en la tarjeta.

La pregunta decía: Menciona un personaje de Alicia en el País de las Maravillas.


Rápidamente mi instinto literatoinfantilmatagatosaquímeloschingoatodos salió a flote, y empecé a repasar en mi mente todos los personajes más representativos de tan excelente obra.
Sólo tenía que esperar mi turno, y lucir mis conocimientos en uno de mis libros favoritos.

Sin embargo...
las respuestas en el tablero eran una majadería!


Para empezar, no estaba La Reina de Corazones. Y si Alicia no hubiera sido la respuesta número 1, de veras que yo me cambiaba de país.
Decía Conejo y no Conejo Blanco. había uno que se llamaba Gato siendo que el gato se llama Chesire, (aunque en algunas ediciones le dicen Chester)... pero no Gato.
El Sombrerero, pues les perdono que no le hayan agregado Loco... pero El Sombrero?

La respuesta que sí mató mi respeto por los capitalinos fue la última respuesta, la cual afortunadamente me tocaba responder a mí.

Así pues con el instinto literatoinfantilmatagatosaquímeloschingoatodos en mano, me preguntaba cuál habrá sido el personaje enlistado por nuestros amados chilangos: ¿La duquesa? ¿Bill? ¿El Grifo? ¿La tortuga falsa? ¿Jabberwocky? ¿La Oruga? ¿Los gemelos Tweedle? ¿Diana?
Sin poder decidirme por el más representativo de ellos, me guié por la cuestión de que [malamente] todo el mundo cree que Alicia en el País de las Maravillas es una película de Disney. De las mejores que ha sacado, es cierto, pero es sólo debido al libro que la supera en diez mil formas. Con esta lastimosa clave, voté por la escena de la fiesta de té.

-La liebre de Marzo- dije con orgullo y confianza.
Mi equipo, al ver la respuesta tan certera, ya se declaraba ganador del puntaje.

Desde luego, no tenía ninguna esperanza en que el tablero dijera exactamente 'La Liebre de Marzo'. Supuse que diría alguna tontería como 'La liebre' o 'La liebre loca'; inclusive pude haber tolerado que dijera 'El conejo café' o una pendejada así...
Pero aaaay de México y su alarmante ignorancia. Qué sorpresa nos llevamos todos en la mesa cuando al destapar la carta decía:

El Hombre de Lata.


.......





Mi indignación fue tal, que me levanté de la silla a darme de topes con la pared. -¡¿El Hombe de Lata?! ¡No mames, ése es del Mago de Oz! Aaaaaaggggh!!!-
No hallaba ni a quién pegarle, o a quién culpar de semejante respuesta. Si hubiera estado en la televisión yo si le atacaba un putazo a Marco Antonio Regil y al que se atreviera a dar semejante respuesta.

Sin manera de cambiar la respuesta ni desarmar mi fraternidad con Lewis Carroll, fui al refri por otra cerveza y me senté pensando en que al menos, la gente que me rodeaba entendía la frustración.

Todos acordamos que a México le falta mucho por leer y que está muy abajo.
Todavía hay mucha gente allá afuera que cree que Chesire tiene franjas y es de color morado.

Pffff....



4 comentários:

Eva Bertlen disse...

Tssssss... y tan solo.... tsssss....



gracias por la compañía y el entretenimiento ;)




buenas... noches

Puckis disse...

bien de que gracias, muchas gracias
por aumentar mi frustracion
de querer leer a lewis carrol

marifer disse...

eeeeeh no mancheee! jaja como olvidar a la simpatica amiga amante de las tortas jaja
que buen roioo jeje


saludoos! ns vemos al rato =)

adriana disse...

juar juar juar qué gracioso y triste al mismo tiempo