segunda-feira, 3 de março de 2008

Livros da Meia-Noite


Anoche descubrí con gusto que me fascina el aroma de los libros viejos.


A media luz la sen
sación es todavía más placentera; pareciera que este aroma tan añejado se puede -si me permite el lector decirlo- fumar.






3 comentários:

Matanguero disse...

¡A mí también me encanta ese olor! Lo adoro.

Cacahuate disse...

Que loco, yo también he sentido la sensación de quererse fumar un libro viejo.

cynthja disse...

A mí me gusta comprar libros usados, tal vez sea algo que tenga que ver con el olor, aparte de la nostalgía de saber que alguién más lo tuvo en sus manos