domingo, 26 de janeiro de 2014

Por qué no gustó Zombieland: The TV Series



Sabes que una película será épica cuando comienza con For Whom The Bell Tolls de Metallica, niñas zombies acosando a sus madres, un redneck tan badass como adorable y una Emma Stone con un toque de Michelle Rodríguez.
  
La fórmula fue tan buena que una secuela habría sido muy mala; lo hemos visto con Silent Hill 2, Los Picapiedra 2, Home Alone 2 y bueno, la experiencia nos sobra. Mejor una miniserie de TV. Sí, revolucionemos al género, explotemos el máximo de Zombieland, démosle a los fans eso que tanto quieren... el problema fue que los productores no supieron qué cosa quieren.

Entiendo bien que Amazon no haya conseguido al elenco principal. Woody Harrelson, Jesse Eisenberg y Emma Stone habrían cobrado una millonada por cada capítulo de la serie, o mínimo lo mismo que cobraron por la película completa. Con la ya eclipsante competencia de The Walking Dead en el mercado, continuar el proyecto habría sido una pérdida para todos. 
Aquí explico yo mis por qués.

Como tal, Zombieland the Series es mala, pero con el título más grande que la propia serie es mucho peor todavía. Hay una muy buena razón por la que el primer capítulo de una serie se le llama Piloto, es porque es el capítulo que lanza la serie al aire, (¡turum pss!). La idea de la serie fue reunir dentro de 20 minutos todos los pwns y los chispazos que a la gente le gustó en una película de hora y media, usando para ello personajes indefinidos y sin gracia ninguna. Tallahasse es una terrible caricatura de Will Ferrell (ya con lo ridículo que es Will Ferrell), Columbus es un mequetrefe friendzoneado, nada que ver con nuestro friki greñudo simpaticón. Wichita tiene una actitud de súper guapa súper ruda y no lo es ni de cerca; la actriz intenta parecerse a Wichita pero no tiene nada más que ojos verdes y una escopeta de utilería. Hay una escena en The Series donde aparece recostada leyendo en minishorts que busca desesperadamente generar líbido y acercarla a Emma, pero termina por parecerse más a esa prima medio zorra que todos tenemos; Wichita es aquí un remedo de Megan Fox cuando tenía 14 años.
De Little Rock ni hablamos, a mí se me habría disparado un escopetazo en su cara accidentalmente. Baste decir que personajes así son las víctimas naturales del muerto viviente. 


Not even close!
Si bien estos jovenzuelos actores aficionados hicieron su máximo esfuerzo por parecerse al grupo de Zombieland, la serie a su alrededor no les tiró un hueso en absoluto. Si ya vieron el capítulo (link disponible abajo), les bastará ambas manos para contar la cantidad de zombies totales que aparecieron durante todo el piloto: ¿cinco, seis?; quizás nueve si contamos la escena de la ventana. Y es que cuando tu serie se llama "Zombieland (¡Tierra de zombis, joder!)" mostrar una paupérrima decena de zombies es un insulto mayor. El piloto de The Walking Dead se ubica en una ciudad abandonada y todo el tiempo se pueden vislumbrar walkers deambulando 'randommente' por el horizonte. Zombieland the Series por otra parte inicia con una tempestuosa explosión pirotécnica (CGI por supuesto) pero al sitio no acude absolutamente nada ni nadie; la llamada tierra de zombies sigue completamente desierta, tan desierta que es esa mismísima vacuidad la que se convierte en la premisa de la serie: buscar a más sobrevivientes que hagan ruido en este zombie planeta tan hueco y tan aburrido. 

...¿y los zombies, apá?

De modo que el piloto no estuvo sostenido nunca por otra cosa más que el título usurpado: No hay Wichita, no hay Tallahasse, no hay Columbus ni mucho menos hay zombies. En su lugar nos presenta a un Will Ferrell panzón, un pelele de cabello relamido, una Alanis Morrisette dándose su paquete, chistes con la palabra vagina y zombies que se quedan de pie frente a sus presas, como los monstruos en las casas de terror donde está prohibido tocar a los clientes. El zombie por regla es torpe y sumamente peligroso, pero en Z-land Series el zombie es estúpido, esporádico y mucho muy mal caracterizado (uno de ellos se protege de un golpe como los niños cuando les alzas una mano). La serie no se trató nunca de supervivencia, tampoco de buscar personas por el mundo. Se trató siempre de a ver quién entre los 4 personajes imitaba mejor a lo ocurrido en la película.  

This is not photoshopped at all

Me deprime ver lo poco que saben las productoras sobre por qué nos gustan los zombies. Me deprime ver esta prótesis de Zombieland con referencias forzadísimas a videojuegos, escopetazos de película chafa, giros predecibles e inconsistencias mayores: el mundo se fue a la mierda pero el lavabo funciona, una mujer omnisciente se comunica con el grupo desde Detroit a su camioneta para darles la exacta ubicación de cada superviviente a encontrar, y una homeless hornea un pay de frambuesa dentro de su campamento. Esta serie pertenece más al tipo "Is Not Another (genre) Movie" que a los zombies, o que a Zombieland en todo caso. Aún sin el dichoso título, a la producción le faltó más sentido de orientación y menos patadas de ahogado. Z-land the Series era en realidad una serie que reproducía los gestos de una película homónima con 4 sujetillos equis paseándose en un pueblo de 30 habitantes y acaso un supermercado.

Artículos suplementarios:

2 comentários:

Isaías Sosa disse...

Dood. Ni sabía que existía.

Samuel Chavarría García disse...

Ahí dejé el link para que le eches un vistazo y digas si sí o si no.