segunda-feira, 13 de abril de 2009

Um comentário:

Silabaria disse...

Jajaja. Sería bastante gracioso si existiera.
Sabe? Me llamó la atención el escrito anterior. Las manos son lo primero que miro en un hombre. Pueden volverme loca o decepcionarme de tan sólo mirarlas. Algo ahí debe pasar.