sexta-feira, 19 de dezembro de 2008

El Naranjo.


En una ocasión me encontraba descansando en la cocina de la casa, comiendo alguna tontería a la mano, cuando mi padre entró en la cocina tranquilo, agarró unos pistaches y se quedó viendo a la ventana que da al patio. Se echó algunos pistaches a la boca y me dijo -ayúdeme a bajar las naranjas del naranjo-.
-¿El naranjo?- respondí incrédulo mientras veía en el patio aquel feísimo árbol de la esquina que crecía opaco y triste apartado de la casa entre la pared sucia y el cuarto de herramientas abandonado. -Ni han de servir- le dije desanimado -seguramente las naranjas están ácidas y secas. Ese árbol no se alimenta nada más que de smog y de la basura de los perros-.
Mi padre sonrió y dijo -¿de dónde cree que las hemos estado sacando?-

4 comentários:

Matanguero disse...

¡Chin!

NOEJACOBO disse...

Brindis de Navidad



Hoy es navidad, momentos para reflexionar

llegan recuerdos de mi infancia tiempo atrás

En donde todos mis hermanos juntos con mis papas

tíos, primos, familia y algunos amigos más

nos solíamos reunir para al niñito arrullar

uniendo nuestras voces para así cantar,

a la rorro niño a la rorro ya.

Que hermoso día que esperábamos llegar

para compartir la alegría de recibir y también dar,

el más bonito recuerdo que mi corazón ha de guardar

es cuando llegaba el niñito que a mi alma venía a entrar

para iluminar mi camino y darme felicidad.

Muchos regalos, envueltos en papel especial

el árbol navideño las esferas y mucho más

era todo tan bonito para poder festejar

pero lo realmente hermoso era ver a Jesús entrar.

Compartir con él, la cena el vino y el pan

porque ese es el espíritu de la verdadera Navidad

no olvidar al festejado, que en mi alma he de llevar

para toda mi vida y a mis hijos enseñar, el verdadero

significado de lo que es la Navidad.

Nuestra salvación a toda la humanidad, con una estrella

que nos había de alumbrar,

el camino a la gloria, la paz y felicidad,

decirle a Cristo te amo, y no te he de olvidar

lo digo de corazón, eso es la navidad.

Brindemos todo por Cristo, de una manera especial,

el no quiere sacrificios, ni quiere nada material,

el quiere amor para sus hijos y también quiere la paz

alcemos pues nuestras copas, y digamos ¡Feliz Navidad!

Mercedes disse...

Oiga usted!!! porque ya nunca me
saluda?? que le he hecho yo para
merecerme su indiferencia?? (jajaja)

llego a Chihuahua el lunes en la
mañanita, espero verlo

saludos

Puckis disse...

su padre lo ha poweado O: